....*

DETESTO EL NAUSEABUNDO VÓMITO DEL DÍA DESPUÉS


Lo digo mientras contemplo los restos de pizza con jamón, chorizo, ananá y chocolate, que acabo de devolver.

Parecen haber decidido volver de la muerte una vez más, hechos jirones, y agazapados en el inodoro, a empezar a repetirme, entre los quejidos que anuncian una segunda tanda, que después de todo, no es tan bueno darle tanto a la masticación y los tragos, cuando no sos de los que vienen de fábrica con un estómago tan resistente como pa' resistir tanta jarana.

Me he levantado especialmente para la tarea. Es que ya no podía seguir pegando un ojo. Sintiendo las pataditas, como si de un feto se tratara, he llegado a soñar que me había tragado un alien cruza con chupacabras y el bebé de Rosemary juntos.

Ahora, y luego de la evacuación, todavía sufro sus embestidas pugnando por liberar lo sobrante usando otras compuertas. Mi cuerpo lo rechaza, y ayudado por algunos antiácidos y otras artes digestivas, libran batalla en algún recóndito rincón de mis entrañas.

Fueron como cuarenta pizzas de todos los gustos imaginables, que un amigo preparó la anoche anterior, para agasajarnos y entretenernos, las culpables del mal paso. Obvio que las atacamos junto con toda una barra, pero el condenado parecía sacar una tras otra como por debajo de la manga, sin darnos tiempo a recuperarnos de la anterior. Más los maníes tostados junto con otros sabrosos snacks de clases varias, los vinos y las cervezas acompañados de distintas delicias etílicas, y muchos otros bocadillos, fueron creando aquel salvaje engendro dentro mío, que todavía se retuerce mientras tiro la cadena.

Lo bueno es que no me atacó la cabeza, como otras veces, sino no podría estar escribiendo estas líneas. O sea que si hasta debo reconocer que hoy ni siquiera me tocó lo peor, se preguntarán que para qué lo hago! Y tienen razón, mejor sería quedarse en casa tejiendo mañanitas y mirando televisión como un poseído, que es lo que hacen los conscientes.

Lo que pasa que todavía no entró del todo el invierno, y sino aprovecho a salir en éstas últimas nochecitas con algo de calor, me arrepentiré todo el año cuando lleguen las heladas.

Y PORQUE ES VERDAD QUE LAS RESACAS SON TERRIBLES, PERO QUE DIVINO ES PROVOCARLAS!
EL DÍA DESPUÉS ES DETESTABLE, PERO QUE GENIAL ES EL DE ANTES!!!!
NO HAY MEJOR FIN DE SEMANA QUE UNO BIEN VIVIDO Y DISFRUTADO!!!


Así que amigos detestones, dónde nos reunimos el que viene?

Mientras creo que me iré a dormir otro rato. Ni sé por qué, pero los perros finalmente se callaron, y al desgraciado de la bordeadora, que cortando el pasto a la distancia igual me atosigó con ese ruido abrumador que hacen, se le debe haber terminado el combustible, porque está todo silencioso una vez más, como corresponde a una mañana de Domingo, lo que me tienta a recostarme y seguir disfrutando de la almohada, haciendo como que lo que acabo de mandar a las alcantarillas, no fue más que otra horrible pesadilla, de las tantas que vendrán!!!



* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!