....*

DETESTO A LOS CRIMINALES MOSQUITOS


Justo en éstos momentos me estoy rascando, meta que meta, porque una invasión de no sé que clase, raza o como se le denomine, azota Montevideo por estos días. Dicen las autoridades sanitarias que no transmiten dengue, ni nada de eso, pero lo de que son grandes y patudos, y le dan con todo al aguijón, no es necesario que nos lo cuenten!!!

Lo peor de todo es que cuanto más te rascás, más parece picarte, hasta que te hiciste un agujero con las uñas de tanto darle y darle, mientras treinta más te picotean la cara, las piernas, las orejas... porque si algo saben, los muy malditos, es la táctica de un buen ataque en patota!!!
No te dan tiempo a nada, por más repelente que logres desenfundar.

Y no es el único bicho volador que te hace doler y fuerte. Nomás pensar en los tábanos, esa especie de moscones que suelen asediar las playas, sobre todo las de río, me da escalofríos!!! Y después están las abejas y las avispas, pero eso ya son palabras mayores... mejor ni nombrarlas!!!

Lo único curioso, al menos para mí, es lo fácil que resulta matarlos de un manotazo, si se los descubre in fraganti delito, cosa no demasiado difícil, ya que ese tipo de picotazo no pasa desapercibido. Los otros insectos voladores que no pican, como las pesadas moscas, son más complicados de aniquilar, a no ser con los productos venenosos usuales.

Pero todos por igual molestan lo mismo, algunos más, otros menos, pero que joden, joden! Y a veces de maneras bastante graves. No me olvido más de la vez que mi compañero de viaje al Perú bajó de la ciudadela de Machu Picchu, legendario santuario Inka, con las piernas como morcillas, moradas, hinchadas, repletas de ronchas. A pesar de las advertencias no había tomado la precaución de bañarse en repelente ya desde antes de entrar a la selva. Para los zancudos fue una tentación irresistible, una isla virgen y tentadora, en el medio de un mar de turistas cubiertos hasta los ojos con todos los pertrechos imaginables.

Se hicieron un festín. Las piernas le entraron como en erupción a consecuencia del ataque, y súmenle a eso los efectos de la altura sobre la presión, y tendrán lo que yo vi, un par de miembros inferiores que parecían engangrenados!!! No quería decirlo, pero mi pánico era originado por la aterradora idea de que llegados a Montevideo si las iban a tener que amputar!!! Él se quedaría sin piernas, y yo sin cabeza, puesto que el que había insistido con la idea de aventurarnos a tan arriesgada travesía, por el país de los Incas, había sido yo, logrando convencerlo a pesar de su desconfianza.


Así comprobamos que hay que ser un verdadero indio para poder sobrevivir allí.

De todas formas, a medida que fuimos bajando, la hinchazón cedió, y por virtud de ciertos medicamentos, se logró evitar toda potencial infección.

Éstos que andan enloqueciendo la costa uruguaya ahora, parecen los mismos que había allá. Se ve que con tanto diluvio, terremoto, y no sé cuánta cosa más, que ha estado ocurriendo en toda esa zona trasandina, los muy ladinos decidieron venirse a un lugar un poco más tranquilo para cenar, como hubiera hecho cualquiera de nosotros!!!

Lo cierto es que en ese viaje la saqué bastante barata, pero se ve que están tan internalizados, que poseen conexiones en varias regiones del planeta, porque cuando visité México parecía que estaban esperando ansiosamente mi llegada, para poder desquitarse la revancha. No me quedaron las piernas tan hinchadas, porque los circuitos turísticos en zonas arqueológicas suelen estar en lugares bastante más bajos que en el Perú, pero de todas formas no me permitieron disfrutar tranquilamente ni un ápice de ciudades tan arquitectónicamente maravillosas, como Uxmal o Palenque.

Enajenado en medio de la batalla, uno no puede creer que los poderosos Mayas hayan podido sobrevivir a ésta plaga, para después caer bajo los colonizadores españoles!!!

Dicen que todas las especies tienen algo que ver en la conservación del sano equilibrio ecológico, pero a no ser para darle un uso totalmente inverso, como lo hicieron los científicos en la historia de dinosaurios de Michael Crichton (se acuerdan que en Jurassic Park todos los dientudos salen de un poco de sangre contenida dentro del cuerpo de un mosquito fosilizado en ámbar?), no se me ocurre para que otra cosa pueden servir, a no ser transferir enfermedades y enloquecernos de mil maneras.

Es que tampoco estoy en un momento demasiado proclive a pensar mucho, porque el escozor no me permite concentrarme. A pesar que ya estoy preparado con el aerosol de fly bajo la almohada, igual presiento que ésta va a ser una noche difícil para descansar tranquilo, sin despertarme furioso a cada rato, al escuchar zumbar cerca de mi oído, la inequívoca y tan detestable señal del odioso y pérfido forajido: bzzzzzzzzzzzzzzzz!!!MOSCOS, MOSQUITOS EN MONTEVIDEO, EPIDEMIA DE MOSQUITOS EN MONTEVIDEO, MOSCOS DEL URUGUAY, MOSQUITOS EN URUGUAY, DENGUE EN URUGUAY,TÁBANOS,Michael Crichton, JURASSIC PARK,





* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!